En España nuestras cárceles tampoco son ejemplares…

ni siquiera nuestros centros de protección terapeútica de menores, si no lo creéis pinchad en este enlace que os conducirá a la página de Amnistía Internacional, organización que recientemente ha denunciado el trato que se dispensa a muchos menores (que no han cometido ningún delito excepto el de que sus familiares no pueden encargarse de ellos/as) en estos centros, quizá os recuerde a lo que sucedió en Stanford.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Psicología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s