Historias de la Guerra Civil recopiladas por los alumnos y las alumnas del IES Isaac Newton…Ed. para la Ciudadanía y los Dchos. Humanos

Después de leer Cielo abajo de Fernando Marías, los alumnos han preguntado en sus familias acerca de cómo vivieron esta trágica guerra sus antepasados y han vuelto a salir a la luz historias maravillosas. Quiero dar las gracias a todos los alumnos que han participado en esta iniciativa y han dado permiso a este profesor para que las publique, sobre todo, quiero acordarme de los protagonistas de estas historias (los familiares de mis alumnos/as) que lograron sobrevivir dignamente sin perderse a sí mismos. Ahí van sus historias:

“En un pueblo pequeño de Segovia los falangistas durante la guerra, grupos de falangistas, hacían incursiones en el pueblo y obligaban a los lugareños, mayores y niños, a desfilar por las calles cantando el “Cara al Sol”, siendo hostigados por las armas si no lo hacían como ellos consideraban.

Durante aquellas “visitas” de grupos de falangistas en el pueblo decomisaban, se apropiaban de las mejores cabezas de ganado y también torturaban en los campos a las personas que identificaban como no leales al alzamiento en los campos.

En Madrid la gente llegó a hacer su vida normal a pesar de las bombas, la gente llegó a tener problemas con la comida, la gente llegó a pensar que los panes que tiraban algunos aviones de Franco estaban envenenados, la guerra fue tan dura que a la gente le daba igual quien ganase pero que acabase ya”.

Alejandro de 2º A ESO

“Mi abuela me ha contado que cuando ocurrió la Guerra Civil ella tenía cinco años, y que le sucedió cuando vivían en su pueblo que es Alcolea de las Peñas (Guadalajara). Me ha dicho que los soldados entraban en las casas y tenías que convivir con ellos, como dándoles de comer y dejarles dormir en su casa. Además tenías que ser del mismo bando que ellos por que sino te mataban al padre de la familia, y tenías que ser muy prudente con lo que decías. Te podían robar, por eso la mayoría de la gente o lo escondían sus tesoros debajo de las rocas o las enterraban. E hicieron una “cárcel” ( que es una cueva que picaron los soldados a mano con picas ) y se dice que allí dejaban a los presos.

Las personas tenían que dejar sus trabajos para luchar en la Guerra Civil”.

Alejandro de 2º ESO A

“Mis cuatro abuelos pasaron la guerra civil en Madrid.

La familia de mi abuela paterna durante el mes de julio del 36 se iba a ir a pasar el verano, como siempre, a un pueblo de Zaragoza. Como el 13 de julio mataron a Calvo Sotelo, a mi bisabuelo le dio miedo salir de viaje y ya a partir del 18 de julio no pudieron salir de Madrid y pasaron toda la guerra en Madrid.

Mi abuela materna recuerda todavía el sonido de las sirenas, como la aterraban, y como llegó un momento durante los tres años de guerra, que era capaz de adelantarse unos minutos a las sirenas, y ya empezaba a llorar y a decirle a su madre que venían los aviones, y así era: a los pocos minutos, sonaban las sirenas y tenían que ir al refugio. Todos tuvieron que dejar sus casas, porque vivían en la zona universitaria y toda esa zona fue evacuada y los vecinos se tuvieron que ir a otras casas”

Ana de 2º ESO A

“Mis abuelos paternos vivían en Madrid durante la guerra civil. Mi abuelo Luis vivía en la Sierra y era muy pequeño; me cuenta que en esa época de su vida su mayor preocupación era buscar comida. Se levantaba por la mañana y se iba al campo a intentar cazar animalillos o coger frutos del campo, no siempre encontraba algo que llevar a casa, aunque por lo que me cuentan era mas fácil allí que en la ciudad donde vivía mi abuela.

La historia mas triste de mi abuelo es que su hermano mayor iba a ser llamado para ir a la guerra, entonces sus padres decidieron enviarle a Galicia con unos familiares. Emilio que así se llamaba su hermano, desde Galicia se fue a Sudamérica, y al final a Cuba y no volvió a España hasta 1980. Sus padres nunca más le vieron y mi abuelo cuando le vio ya era muy mayor, yo nunca le conocí,  fue muy triste que se separara de su familia.

Mis abuelos maternos vivían en Córdoba, son mas jóvenes y no recuerdan la guerra pero si la posguerra, y lo que me cuentan es que había mucha escasez de cosas, no solo de comida, tambien de ropa, todo era muy caro y ellos no tenían mucho dinero. Fue una época dura, muy dura”.

Antonio Pérez de 2º ESO A

“Mi abuelo tenía 14 años cuando estalló la Guerra Civil, vivía en un pueblo de la sierra de Gredos en la provincia de Ávila.

Cuenta que allí no hubo bombardeos, no llegaron las tropas de ambos bandos, pero sí sufrieron los efectos de la guerra y en su pueblo hubo represalias.

Cuenta también que en su pueblo, los del bando nacional fueron a casa de un señor que era del bando republicano, se lo llevaron y lo fusilaron. Igualmente también los de extrema izquierda, entraron y saquearon la iglesia.

También dice que en su pueblo hubo escasez de alimentos aunque no tan importante como en otros lugares como en Madrid, porque tenían algún que otro huerto y algún animal que les permitían sobrevivir”.

Ricardo de 2 ºESO A

Esta es una historia de mi familia paterna. Mi bisabuela Isidora estaba de guardesa para las monjas en Tetuán. Durante la guerra socorrían a los pobres y enfermos. Al entrar los republicanos en Madrid mi bisabuela tuvo que huir de allí porque querían matarlas a todas.

Esta es la historia de mi familia materna. En plena Guerra Civil Española mi bisabuelo Dámaso, su hermano Conrado y su suegro Victorino estaban con el ganado en la sierra. Llegaron los republicanos y se los llevaron a ellos junto a su ganado: ovejas, caballos, cabras, vacas. Al llegar a Madrid les quitaron el ganado. Mientras mi bisabuela Carmen con sus dos hijas: Julia la mayor y la pequeña Francisca (mi abuela), temiendo que el ejército entrara en el pueblo El Barraco cogieron lo necesario, un caballo y se fueron dirección el Tiemblo. Cuando iban llegando al puente de la Gaznata en el río Alberche se encontraron a un señor que venía en dirección contraria y les preguntó dónde iban. Mi bisabuela le dijo que huían del ejército republicano e iban hacia Madrid. Él les dijo que volvieran a casa porque en el Tiemblo y en Cebreros se estaban llevando a los niños pequeños. Mi bisabuela temiendo que la quitaran a sus hijas volvió a casa.

Años después se enteraron que esos niños fueron llevados a Rusia.

Mi bisabuelo Dámaso, su hermano y su suegro estaban en una cola intentando conseguir comida y cayó una bomba envenenada. Victorino murió. Dámaso y su hermano estuvieron durante la Guerra Civil cavando trincheras para el ejército republicano. En la batalla de Brunete estaban en una rinchera. Dámaso le mandó a su hermano a por agua y donde estaba éste cayó una bomba. Conrado no tuvo heridas, pero mi bisabuelo se llevó la peor parte. Se le destrozó el abdomen y tenía todo el cuerpo lleno de metralla. Tuvieron que operarle a vida o muerte. Regresó a casa sin visión y audición en el lado izquierdo.

En el libro El último guerrillero de España de Adolfo Lucas Reguilón Garcíado sobre los Maquis en la posguerra se habla de la familia paterna de mi madre que ayudó a Adolfo a esconderse, darle comida en el valle del Tiétar en Piedralaves después de la guerra civil”.

Marcos de 2º ESO A

RECUERDOS DE MI ABUELA DURANTE LA GUERRA

“Pues mi abuela me ha contado que tenían que ir a los sótanos y refugiarse cuando había aviso de bomba sobre Madrid. Cuando empezó la guerra tenía ocho años. Ella vivía en la calle de Santa Isabel con sus padres y dos hermanos mayores, y la fachada de su casa tenía sacos de arena para proteger las ventanas, la puerta de carruajes y la puerta de las personas, desde su casa se veía el frente donde luchaban y el humo.

Tenía miedo, hambre, mucho frío, dormía todas las noches en el sótano de su casa, con los demás vecinos, e iban a comprar con la cartilla y les daban lo que hubiera, si había legumbres a lo mejor 100 gramos de lentejas para 8 días…Cuando iban a buscar comida pasaban por la calle Antón Martín y allí estaba el teatro Monumental que tenía dos carteles muy grandes en la fachada, en uno estaba la cara de la Pasionaria que decía: “maridos NO, hijos SI” y en el otro estaba la cara del Dr. Negrí que decía que había que comer lentejas, y mi abuela no lo entendía…¿qué lentejas? pues a penas había lentejas y si había, tenían gusanos. No había mucha comida, mi abuela recuerda que había un pan negro que sabía fatal y por eso ahora ella no prueba el pan negro ni a tiros.

Su padre fabricó una radio con una caja metálica de su madre y unas bobinas, no siempre funcionaba, pero a veces oían así noticias y podían saber lo que pasaba fuera de Madrid. Durante un ataque aéreo, lanzaron bombas y por la azotea de su casa entró un obús que impactó contra un colchón de una habitación y por eso no explotó, luego vinieron soldados a desactivarla y llevársela.

Su padre era sastre y durante la guerra traía telas a casa con las que su madre cortaba y cosía pijamas para los soldados que estaban en el hospital y mi abuela cosía los botones.

Cuando no sonaban las alarmas y no había ataques, ella salía a la calle con sus hermanos a jugar y a esperar que viniera su padre con algo de comida.

Nuria de 2º ESO A

Mi bisabuelo, Ricardo, fue a Rusia al principio de la II Guerra Mundial a combatir en la División Azul contra el comunismo aunque fue una aventura ya que era invierno y hacía mucho frío y había muy malas condiciones para vivir. Mientras estaba allí una bomba cayó junto al Jeep en el que viajaba le hirieron de gravedad en una pierna y se quedó sordo de un oído. Tras ese incidente le obligaron a volver a España y se casó.

Mi otro bisabuelo vivió la Guerra civil española. Él estaba en el cuartel en la zona nacional de Madrid combatiendo mientras que mi bisabuela (su mujer y su familia) se encontraban en la zona republicana por lo que en el transcurso de la guerra no se pudieron ver. Por eso él siempre hablaba de los hijos de antes de la guerra y los de después.

Raquel de 2º ESO A

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Valores Éticos 1º ESO y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s